La gonorrea se está volviendo resistente a los medicamentos. Los científicos acaban de encontrar una solución.

La gonorrea se está volviendo resistente a los medicamentos.  Los científicos acaban de encontrar una solución.

Con más que 82 millones de nuevas infecciones Registrada en todo el mundo en 2020, la gonorrea se encuentra entre las enfermedades de transmisión sexual más comunes. El patógeno Neisseria gonorrhoeae se transmite a través del contacto sexual a los genitales, el recto y la garganta.

Aproximadamente la mitad de las personas infectadas no muestran síntomas, pero en otras, la gonorrea puede causar dolor en las articulaciones y ardor al orinar. Si no se trata, puede provocar infertilidad y esterilidad, ceguera en los recién nacidos o incluso la muerte.

A lo largo de los años, la bacteria ha encontrado formas de esquivar casi todos los antibióticos disponibles. Se volvió resistente a la azitromicina y es cada vez más resistente A otro antibiótico llamado ceftriaxona, que ahora es el estándar de cuidado.

La defensa más poderosa combina una inyección de ceftriaxona con azitromicina, pero algunas pruebas sugieren que la gonorrea es evolucionando para evadir ese tratamiento también.

La zoliflodacina es un nuevo tipo de antibiótico, lo que genera esperanzas de que la bacteria siga siendo sensible a él durante mucho tiempo.

«Este es un medicamento nuevo, que realmente resuelve un problema que realmente necesita ser resuelto», dijo la Dra. Manica Balasegaram, directora ejecutiva de la Asociación Global de Investigación y Desarrollo de Antibióticos (GARDP, por sus siglas en inglés), una organización sin fines de lucro que lideró el desarrollo de medicamentos.

«Esto no sucede a menudo», añadió.

Las empresas farmacéuticas han abandonado en gran medida el desarrollo de antibióticos porque no es rentable. El desarrollo de zoliflodacina representa un nuevo modelo: GARDP, financiado por muchos países del Grupo 20 y la Unión Europea, desarrolló el fármaco en colaboración con una compañía farmacéutica estadounidense llamada Innoviva Specialty Therapeutics.

La organización sin fines de lucro patrocinó el ensayo de fase 3 del fármaco. A cambio, posee la licencia para vender el antibiótico en unos 160 países, mientras que Innoviva conserva los derechos de comercialización para los países de altos ingresos.

«Voy a arriesgarme y decir que esta es probablemente la única forma en que vamos a desarrollar antibióticos en el futuro, porque el viejo modelo simplemente no funcionará», dijo Ramanan Laxminarayan, investigador principal de Universidad de Princeton, quien preside el proyecto. Consejo GARDP.

El acuerdo garantiza que el antibiótico estará disponible y será asequible para las personas de los países de ingresos bajos y medios.

«Nadie gana mucho dinero con el tratamiento de la gonorrea, especialmente cuando se usa una dosis única de un antibiótico oral», dijo la Dra. Jeanne Marrazzo, directora del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas.

«Este es un camino para resolver el dilema de encontrar rutas hacia productos que no garantizan ganancias», dijo el Dr. Marrazzo.

En el ensayo clínico participaron 925 personas de cinco países, el mayor realizado hasta ahora para el tratamiento de la gonorrea. Demostró que la zoliflodacina era tan eficaz en el tratamiento de la gonorrea como la combinación de ceftriaxona y azitromicina.

El estudio fue diseñado para probar la eficacia de la zoliflodacina en el tracto urogenital. Residencia en investigación previa«Es poco probable que el fármaco sea tan eficaz en la garganta y el recto», dijo el Dr. Marrazzo. Pero «esto nos dará una vía para abordar al menos las infecciones muy comunes, particularmente entre las mujeres, en todo el mundo», afirmó.

Los fabricantes de medicamentos se mostraron más optimistas. El número de infecciones en la garganta y el recto fue demasiado pequeño para producir resultados concretos, «pero estamos muy alentados porque fueron comparables» a las del tracto urogenital, dijo la Dra. Margaret Koziel, directora médica de Innoviva.

Cuanto más se utiliza un fármaco, mayores son las posibilidades de que los patógenos encuentren formas de defenderse de él. En los estudios realizados, la zoliflodacina parece ser eficaz contra una amplia gama de cepas resistentes de gonorrea.

Pero eso no descarta la posibilidad de que la bacteria aún pueda evolucionar para esquivar el fármaco. El acuerdo de asociación minimiza esta posibilidad: la organización sin fines de lucro planea gestionar la distribución del medicamento y garantizar que se utilice únicamente para tratar la gonorrea.

Foto del avatar

Melissa Andreina Mendoza Araujo

Entradas relacionadas

Read also x